QUE MAL: ¡Acusan a Justin Bieber de Compararse a Dios!